La regla de los 2 segundos en productividad

La regla de los 2 segundos aplica a muchas cosas. También a las vocales.

Sé que soy un pesado con el aeiou.

Hoy sólo te hablaré de la i.

La i de información.

Muchas de las grandes preocupaciones de la humanidad es gestionar tanta información, tanta que han surgido empresas como google, amazon aws, microsoft que vive de esto, entre otras muchas cosas.

Aterrizando la información al autónomo, al empresario, a la persona en definitiva, quiero compartir hoy contigo qué debe tener tu método de organización para que sea efectivo, en relación con la i. 

Yo te propongo que al menos cuente con tres cuestiones básicas.

Vamos con ello. 

1º.- Que te puedas poner a crear contenido en menos de dos segundos

Como lo oyes.

Sea en el móvil, sea en un pc, donde sea, en menos de dos segundos, ya estás escribiendo algo, lo que sea, una nota rápida, o un documento de cientos de folios.

2º.- Que te permita encontrar contenido en menos de dos segundos

Y cuando digo contenido me refiero a carpetas, ficheros, y ademasssss (nótese que acentúo y pongo énfasis en el además), que te permita encontrar el texto que hay dentro de esos ficheros.

3º.- Y no menos importante, te permita descargar todo en menos de dos segundos.

Con descargar me refiero a seleccionar todo, carpetas, ficheros, subcarpetas, imágenes, pdfs, to-do, y tenga un botón que ponga “DESCARGAR”, o Download.

O como quiera que se llame, pero que los datos, tu puedas llamarlos, que por cierto son tuyos, y estén en un par de clic descargados en tu ordenador.

¿tienes un sistema de dos segundos?

¿te habías planteado alguna vez estas 3 simples cuestiones?

Es importante.

Aunque igual no te lo parezca.

Crear, encontrar, descargar.

Tú INFORMACIÓN

¿aplica en tu caso la regla de los 2 segundos?

Los datos son tuyos, nunca lo olvides, que al menos, puedas descargarlos en menos de 2 segundos cuando te plazca.

La regla de los 2 segundos es sentido común

Siempre hay que relativizar todo, coger las cosas y ajustarlas al conexto.

Me explico.

Imagina que tienes que guardar información determinada para hacer procesos, mini-proyectos de empresa, que una vez estén hechos (y cobrados, es importante), puedes borrarlos.

Pues si esa herramienta que usas te permite esto, es información “transitoria”, de paso en tu vida, usa la herramienta que más útil, más práctica te sea, menos resistencia te genere.

Pero si son datos importantes, que quieres guardar siempre, que aplique lo escrito por aquí arriba.

Una cosa es tener diógenes digital, y otra, dejar tu información en sitios que te llevaría luego horas y horas poder descargarla.

¡Porque ganar segundos es importante!

Y lo es más, no usar tu cabeza como un disco duro, solo reteniendo más y más información.

Ir arriba